José Román-Gómez

Este es un extracto de la sección sobre José Román-Gómez en el libro «Manzanas podridas…».

José Román-Gómez es uno de los autores españoles que encontramos en Wikipedia en la lista de investigadores con historial de malas prácticas —algún día sacaré tiempo para actualizarla—, aunque decidí incluirlo en esta revisión al leer su caso en el artículo de Joaquim Elcacho al que nos hemos referido en el caso de Juan Carlos Mejuto (p. 76) y Manuel Ferrer (p. 58).

Lo primero que sorprende del caso de José Román-Gómez es su presencia en internet, bueno, más bien su nula presencia en internet. Si buscamos su nombre en Google (en sus distintas variantes) será muy difícil encontrar entradas que hablen sobre él; podríamos decir, a tenor de los resultados, que el caso no existió, o al menos no existió para los medios de comunicación, ya que como comento las referencias a él son difíciles de encontrar en internet —más que no existir, sospecho que podemos estar ante la labor de una empresa de derecho al olvido.

Román-Gómez trabajaba en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBC). La Web of Science tiene indexados de él 61 artículos peer reviewed con fechas de publicación entre 2004 y 2013; desde 2013 no tiene nada publicado, lo que invita a pensar que decidió abandonar su carrera como investigador (o al menos como publicador en revistas académicas).

Traduzco a continuación literalmente de un artículo de la revista BioTechniques que he encontrado gracias al archivo de internet:


En septiembre de 2010, después de haber sido alertados de que la Figura 1 del artículo de Román-Gómez había sido publicada previamente en un artículo en la Clinical Cancer Research, artículo en el que Román-Gómez no era autor, Journal of Clinical Oncology (JCO) publicó una expresión de preocupación por el artículo. En respuesta Román-Gómez proporcionó una figura corregida, que se publicó en el mismo número que incluía la expresión de preocupación.
Pero una investigación realizada por el IMIBC y el Hospital Reina Sofía encontró que la imagen ya había sido publicada en otros dos artículos anteriores: uno en la Journal of Cancer Research y otro en la JCO148. Como resultado, los coautores de Román-Gómez alertaron a JCO sobre las figuras duplicadas y estuvieron de acuerdo en el retracto.

El último de sus artículos retirados fue en 2013. Un artículo de 2005 en la revista Oncogene fue retirado por los editores al reproducir una figura que ya apareció publicada en un artículo de 2001 de la revista Cancer Research.

En marzo de 2019 la base de datos de Retraction Watch…

¡Puedes seguir leyendo el resto del caso gratuitamente en el libro! Aquí >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *